Nueva-Esperanza

CONSORCIO NUEVA ESPERANZA

Más de 12 millones de personas con energía más confiable.

La construcción de la  subestación de energía Nueva Esperanza  en el municipio de Soacha, Cundinamarca,  está interconectada mediante una línea a 230.000 voltios con la subestación El Guavio (situada en el municipio de Ubalá, propiedad de la Empresa de Energía de Bogotá), y una línea a 500.000 voltios con la subestación Bacatá (situada el municipio de Tenjo, propiedad de ISA-Hoy Intercolombia).

EPM  busca ampliar la capacidad de transporte de energía y la estabilidad del sistema eléctrico en los departamentos de Cundinamarca, Meta, Guaviare y norte del Tolima, trayendo desarrollo y bienestar a más de 12 millones de personas que tendrán energía segura en sus hogares.

La construcción de las líneas serán realizada por la Unión Temporal Nueva Esperanza, integrada por tres grandes empresas: Eléctricas de Medellín Ingeniería y Servicios, Unión Eléctrica S.A. e Instelec S.A., con una amplia trayectoria en el sector de la construcción de líneas de transmisión de alta, media y baja tensión.

La línea tiene un nivel de tensión  de 230 kV circuito sencillo, con una longitud de 148,49 Km, que será construida con un tipo de estructura selocia y una configuración caregato, cuenta con 309 apoyos, una cimentación de zapatas, parrillas, pilas pre excavadas y especiales.

El personal vinculado directamente por la UTNE es de 205 personas de las cuáles 75 personas corresponden a mano de obra de la región.  Las comunidades de  los municipios Gachala, Gama y Junín son  algunos de los beneficiados con éste proyecto.